Estudiantes dieron cuenta ante las autoridades del proceso participativo Yo Opino es mi Derecho 2017

jueves 05 de octubre, 2017
  • Más de 59 mil estudiantes participaron en la Región de Valparaíso.

Cerca de 100 alumnos de establecimientos educacionales de la Región se dieron cita en la entrega de resultados del proceso de consulta nacional Yo Opino Es Mi Derecho 2017, en el que participaron 59.120 alumnos en la Región y busca generar un proceso participativo entre los niños, niñas y adolescentes en el que conozcan y reflexionen sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y se involucren en el proceso de cumplimiento de la Agenda 2030.

En la ceremonia realizada en el Liceo Matilde Brandau de Ross de la comuna de Valparaíso, las autoridades regionales encabezadas por el Intendente Regional, Gabriel Aldoney, escucharon los testimonios de los alumnos quienes participaron en este diálogo participativo voluntario que tuvo como lema “Cambiar para que cambie el mundo”.

Gabriel Rojas, alumno del Colegio Sagrada Familia del Cerro Merced de Valparaíso, comentó que “hay muchos temas que no han progresado como la democracia y nosotros tenemos derecho a opinar igual que los adultos, ya que la democracia también nos afecta. ¿Por qué no podemos opinar sobre algo que nos afecta?”. Para Gabriel, la experiencia de Yo Opino es “magnifico, ya que antiguamente nosotros no podíamos dar una opinión por ser menores de edad y ahora gracias a todos, podemos opinar y aplicar nuevas ideas, lo que es increíble, en base a nuestras opiniones”.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados por las Naciones Unidas más destacados que desarrollaron los alumnos de la Región fueron el cuidado del Medio Ambiente y sus mares, el Fin a la Pobreza, la Igualdad de Género, y la Energía asequible y no contaminante.

Yo Opino Es Mi Derecho, es una experiencia deliberativa e incidente que permite a niños, niñas y adolescentes formarse una opinión individual y colectiva; al respecto, el Intendente Aldoney, señaló que esta iniciativa es “inédita en Chile y es un trabajo que se está haciendo dentro de las políticas de infancia que nuestra Presidenta ha implementado en el país como un compromiso que parte desde la niñez”. Indicó también que “en nuestra Región fueron 60 mil niños y niñas que opinaron sobre temas diversos, como la preocupación del Medio Ambiente y otros temas que a uno lo sorprenden, porque uno cree que los niños y niñas no captan situaciones como la pobreza, cómo ellos la entienden, perciben y como les afecta. Este es un ejercicio con una tremenda validez para orientar los trabajos pedagógicos que le den un carril a estas inquietudes, que permitan mejorar las políticas educacionales y también a las autoridades para percibir la manera en que ellos ven la vida en el país. Ha sido una experiencia extraordinaria que debería repetirse y expandirse a más colegios, entusiasmar a las familias para utilizar estas instancias y conocer más a quienes son nuestros niños y niñas”.

El proceso “Yo Opino, es mi derecho” en sus tres versiones ha logrado movilizar cerca de 2 millones de niños, niñas y adolescentes en el país que han opinado sobre sus derechos y sus resultados servirán como insumos para la construcción del Plan de Formación Ciudadana. Además cumple con los requisitos de la Convención de Derechos del Niño sobre una participación informada, voluntaria, confidencial y con devolución de resultados que busca establecer una nueva relación con el Estado donde su opinión importa.

El Seremi de Educación, Alejandro Tapia, señaló que “hay un cambio sustancial año tras año donde las generaciones de niños y niñas pueden expresarse y nosotros en ese sentido, a través de la iniciativa del Yo Opino que hemos apoyado por tres años consecutivos, hemos logrado instalar una cultura en la mayoría de las escuelas de la Región, en el sentido que es importante la opinión de los niños y que las autoridades nos sensibilicemos ante una mirada infantil de la realidad y al mismo tiempo, consiguiendo avances en el transcurso de los años que institucionalmente el Estado y sus instituciones se vayan haciendo cargo de los problemas de la infancia, los que ocurren también por que las familias no dan todo lo que pueden dar en el cuidado y la protección, por lo que hay que insistir en que, si bien es cierto que el Estado tiene que intervenir, de todas maneras en la cultura y en la formación familiar es importante destacar el valor que tiene una infancia cuidada, protegida y acompañada. El Yo Opino ha sido una experiencia exitosa y es una iniciativa pionera a nivel mundial que Chile como una nación madura da cuenta de una infancia que hay que atender, consultar y contar para construir la sociedad del futuro”.

Alejandra Nielsen Coordinadora en la Región de Valparaíso del Consejo Nacional de la Infancia, destacó que este programa y sus resultados “han ido creciendo y también sorprendiendo. El primer año hablamos sobre los derechos y nos comprometimos a difundir sus resultados para que los adultos y ellos lo conocieran y también lo que ellos dijeron y opinaron sea incidente, porque la participación tiene que ser incidente para que sea válida. Construimos la Ley de Garantía de la Niñez y la Política Nacional de Infancia con la opinión de los niños a través de este proceso. El primer año alcanzó casi el millón de estudiantes y para nosotros ha sido importante mostrarle al mundo el Yo Opino, el que fue expuesto este 22 de septiembre por la Presidenta de la República ante Naciones Unidas y expuso la opinión de niños y niñas de todo nuestro país en relación a las propuestas y preocupaciones que tenían en relación a los objetivos del desarrollo sostenible. Destacamos que hoy los niños están preocupados de temas que nosotros pensamos que no lo estaban, están preocupados de la pobreza, del trabajo decente, de tener vivienda y de la diversidad, los temas más preponderante en las conversaciones que serán comunicadas a los profesores y a los alumnos”.

Más información en https://yoopino.cl/