Agencia de Calidad entrega los resultados del Simce Escritura 2016 de la Región de Valparaíso

lunes 02 de octubre, 2017
  • El Seremi de Educación, Alejandro Tapia, destacó que la Reforma Educacional busca la inclusión en el sistema educativo, la eliminación gradual de la selectividad en términos de exclusión para tener espacios educativos más integrados y desaparezcan las brechas socioeconómicas.

La Agencia de Calidad en conjunto con el Seremi de Educación, entregaron hoy los resultados de la prueba Simce Escritura 2016 de la Región de Valparaíso, que provee información detallada acerca del aprendizaje de las habilidades de escritura de 21.081 estudiantes de 6° básico que rindieron la prueba en 624 establecimientos educacionales de la zona.

Esta prueba, al igual que las otras evaluaciones Simce, es censal, pero tiene características particulares que la diferencian de las otras evaluaciones: mide el desempeño de un estudiante a través de la puesta en práctica de sus habilidades, con preguntas de desarrollo. No hay respuestas únicas y todos los textos que escriben los estudiantes son diferentes.

Sobre los resultados, el Seremi de Educación Alejandro Tapia planteó que “es un resultado dentro del promedio nacional, en la Región alcanzó 51 puntos y nos sentimos tranquilos, no obstante hay mucho que avanzar porque lo relevante en materia de Lenguaje es que podamos comunicarnos y desarrollar las ideas. En ese sentido, los alumnos son muy buenos expresándose y planteando un relato descriptivo, pero tienen problemas cuando se trata de entregar mayor información y transferir ideas. Sin embargo nuestros resultados son prometedores y eso es el valor que tiene esta prueba en general, contagiar a la población de que es muy importante leer, escribir bien, dedicarle tiempo a la escritura, esfuerzo a comunicar las ideas a través del lenguaje escrito, porque en ello se desarrollan muchas habilidades relevantes, no solo para el presente y las relaciones humanas, sino también para el desarrollo profesional o técnico futuro de las alumnas y alumnos”.

En la Región de Valparaíso, las mujeres logran mejores resultados que los hombres en todos los grupos socioeconómicos. En esta prueba en particular, las niñas obtienen mejores resultados que los niños pertenecientes a grupos socioeconómicos superiores, mostrando una variación de hasta 4 puntos más en promedio. El actual resultado confirma la tendencia de que las niñas obtienen mejores puntajes que los niños, incluso pertenecientes a grupos socioeconómicos (GSE) superiores.

En la Región de Valparaíso, existe una diferencia de hasta 10 puntos entre el grupo socioeconómico bajo y el grupo alto, sin embargo la brecha es menor al resultado obtenido en otras evaluaciones como lectura. En relación con la prueba anterior del año 2015, la variación no es significativa.

En general, si se analizan los resultados por dependencia y por nivel socioeconómico, no existen diferencias significativas entre dependencias (colegios públicos versus particulares subvencionados) y la brecha entre el grupo socio económico bajo y alto si bien es significativa, es bastante menor a la observada en otras pruebas Simce, como la de Lectura.

En este sentido, el Seremi manifestó que “la Reforma Educacional busca la inclusión en el sistema educativo, la eliminación gradual de la selectividad en términos de exclusión para que así podamos tener espacios educativos más integrados y desaparezcan las brechas socioeconómicas, porque tenemos escuelas que están muy estructuradas en torno a estas diferencias socioeconómicas”.

Otro resultado observable es que si bien mayoritariamente los estudiantes de 6° básico logran organizar y responder al propósito de lo que se les solicita escribir, presentan dificultades con otras habilidades, como mantener la coherencia de lo escrito o avanzar hacia el desarrollo de sus ideas.

Buenas noticias en la educación rural

Esta prueba trae buenas noticias para la educación rural, pues en los sectores más vulnerables (GSE bajo y medio bajo) estos establecimientos logran mejores resultados que los de igual condición socioeconómica de sectores urbanos.

Tecnología en la escritura

Otro dato interesante viene por el lado de la tecnología. Una afirmación frecuente respecto de la escritura es que hoy “por culpa de las tecnologías” los estudiantes escriben peor. En ese sentido, Alejandro Tapia explicó que “sin duda influyen, pero no vería en ella un influjo negativo, en la medida que hagamos trabajar las tecnologías en función de las necesidades educativas serán un gran aliado. Por supuesto si dejamos que fluyan en paralelo al proceso educativo y mantengamos nuestros estilos de enseñanza anteriores a las tecnologías en las escuelas, vamos a encontrar una gran dificultad. Así que incorporemos activamente las  tecnologías en el desarrollo del Lenguaje y de la escritura, porque nuestra población escribe mucho, pero escribe en un modo abreviado que no es lo que se requiere educativamente y las escuelas deben estimular la escritura correcta en medios digitales para que sirvan al propósito educativo y ahí hay un gran desafío de adaptación”, puntualizó.